Una guía para prosperar en el lugar de trabajo post-COVID-19 en Rep. Dom.

Share with:


  • Incluso antes de COVID-19, muchos trabajadores de Republica Dominicana carecían de habilidades clave, incluidas las capacidades digitales.
  • La mejora de la cualificación en preparación para los cambios que se producen después de COVID-19 debe ser una parte crítica de la respuesta y la recuperación.
  • Hay cuatro pasos que los trabajadores y las empresas pueden tomar hoy para prepararse para el mañana: acelerar el paso a las plataformas digitales, la transición al trabajo digital /virtual, evaluar su conjunto de habilidades y expandirlo según sea necesario, y planificar el futuro.

La pandemia ha acelerado la necesidad de garantizar que las personas de todo el mundo tengan las habilidades tecnológicas necesarias y el acceso para hacer su trabajo. A pesar de que China muestra signos de recuperación y el número de nuevas infecciones diarias en todo el mundo parece haberse estabilizado, Estados Unidos ha visto un número sin precedentes de personas que solicitan desempleo, y el 47% de los dominicanos encuestados recientemente declaran sentirse preocupados por perder sus empleos.

El panorama actual es sombrío, y muchas partes del mundo todavía no han sentido el impacto total de la pandemia. Sin embargo, la recuperación vendrá, así que ¿qué deberían hacer los Dominicanos para asegurarse de que puedan volver a la fuerza laboral más fuerte?

Muchas de las habilidades que las personas necesitan para ser empleables durante y después de COVID-19 son digitales, lo que permitirá, pero no garantizará, la resiliencia, la creatividad y la capacidad de colaborar con los demás. En las zonas donde la pandemia sigue siendo una amenaza activa, la gente debe poder trabajar mientras opera a una distancia de los compañeros de trabajo. Los gerentes y los líderes de equipo necesitan las habilidades necesarias para motivar y administrar los equipos distribuidos. Los buscadores de empleo pueden encontrarse a sí mismos teniendo que competir en un trabajo digital y cambiante con el que no están familiarizados.

Es probable que las disparidades regionales aumenten, y las regiones que ya se han quedado atrás en la era digital experimenten mayores dificultades. Dos de estos ejemplos son las zonas rurales, donde los sistemas de salud menos robustos exacerbarán el impacto de la pandemia, y algunas zonas urbanas, especialmente en el mundo en desarrollo, donde grandes poblaciones se enfrentaban a situaciones de empleo terribles incluso antes de COVID-19.

Si sobrevivir y prosperar a raíz de COVID-19 son nuestros objetivos como sociedad, ¿por dónde empezar y cómo debemos trazar nuestro futuro rumbo?

1. Acelerar el paso a las plataformas digitales

Uno de los efectos económicos más inmediatos de COVID-19 es acelerar los esfuerzos que las empresas, los gobiernos y los individuos ya estaban haciendo para no sólo digitalizar, sino también la transición a un modelo de plataforma.

Un negocio de plataformas adopta un enfoque similar al de los gigantes tecnológicos. Las plataformas que estas empresas han creado comprenden ecosistemas de tecnologías, servicios y productos que unen a consumidores y productores, y que pueden escalar rápidamente y fomentar la colaboración de terceros, ampliando así su alcance.

Nuestra capacidad colectiva para operar con éxito en un mundo basado en plataformas será mucho más importante ahora porque los modelos lineales -cuyo ejemplo más básico es la línea de montaje de fábrica- no son lo suficientemente ágiles ni resistentes como para soportar grandes perturbaciones como COVID-19. Estas perturbaciones serán mucho más comunes en la próxima década, por lo que la importancia de preparar a nuestras empresas, gobiernos e instituciones para ello no puede ser exagerada.

No todos los sectores son totalmente adecuados para el modelo de plataforma, pero muchas industrias y empresas que no han comenzado a evolucionar en esa dirección se verán obligadas a hacerlo mucho más rápido. Como individuo, si usted es propietario de un negocio debe explorar oportunidades de adoptar un modelo de negocio de plataforma o asociarse con una plataforma y debe prepararse para competir con ellos. Y todos nosotros, ya sean propietarios o empleados, necesitamos estudiar plataformas para entender cómo afectan nuestras vidas, nuestro trabajo y nuestro futuro.

2. Transición al trabajo digital/virtual

El requisito de que participemos plenamente en el ámbito virtual en este momento está empujando a las personas en muchas áreas de negocios a aprender no sólo habilidades digitales, sino también a mejorar las habilidades auxiliares como la colaboración, la resolución creativa de problemas y la apertura a nuevas ideas. Los gerentes y los líderes de equipo, por ejemplo, están teniendo que aprender a motivar e involucrar a los equipos desde lejos.

En el trabajo, todo lo que se puede hacer en línea será, mientras que las actividades que no podemos hacer de forma remota tendrán que ser reconfiguradas de alguna manera.

Aquí tenemos una visión de lo adecuadas que son las empresas de plataformas existentes para sobrevivir a COVID-19 y prosperar después. En un ecosistema, los jugadores confían entre sí colectivamente, mientras que el aspecto virtual añade flexibilidad crítica en general, por lo que la debilidad en algunas áreas no necesariamente hundirá toda la empresa.

3. Evalúe su conjunto de habilidades y expándalo según sea necesario

Para aquellos que ganan tiempo en el día porque ahora trabajan de forma remota y ya no deben tener en cuenta un viaje diario, hay una oportunidad de utilizar el tiempo para adquirir nuevas habilidades. Si ha sido desplazado o ha perdido su trabajo como resultado de COVID-19, esto ofrece una manera de redondear sus habilidades y aumentar su empleabilidad.

Por supuesto, muchas personas ahora tienen que pasar tiempo cuidando a niños que no están en la escuela u otros miembros de la familia. Sin embargo, a medida que las personas se acostumbran a los cambios en el ritmo de la vida cotidiana en un mundo donde el trabajo y las vidas personales están sucediendo en un espacio compartido, pueden y deben desarrollar tiempo para evaluar sus habilidades – digitales y de otro tipo – en sus nuevas rutinas.

No sabrá qué habilidades necesita reforzar hasta que evalúe sus conocimientos actuales, por lo que tiene sentido comenzar con un diagnóstico. La aplicación gratuita Digital Fitness de PwC República Dominicana, por ejemplo, permite a cualquier persona evaluar sus habilidades, así como aumentar el conocimiento en temas que ayudan a dar forma a sus comportamientos y mentalidad.

Al mismo tiempo, probablemente hayas aprendido nuevas habilidades para seguir haciendo tu trabajo sin salir de casa. En las semanas de cuarentena, es probable que hayas tenido que aportar diferentes habilidades a tu trabajo: administrar el tiempo para hacer el trabajo y atender a otras personas que están en cuarentena contigo. Cualquier reserva de resiliencia que tenga probablemente habrá sido probada – y usted puede recurrir a eso a medida que avanza.

4. Planificar para el futuro

Planificar el futuro en tiempos inciertos es complicado en el mejor de los casos, pero podemos extrapolar cómo las cosas podrían sacudirse haciendo una planificación de escenarios personales, similar a la forma en que las empresas establecen la estrategia. La clave es empezar a pensar en dónde existirá la demanda de trabajo y la mejor manera de prepararse para esos espacios, al tiempo que se hace al tanto de que existen incertidumbres reales en las respuestas a esas preguntas. El tipo de trabajo que es robusto a través de una gran cantidad de futuros diferentes no es una mala manera de empezar.

Y, en tiempos como estos, siempre es un buen consejo apostar por tendencias conocidas, en lugar de tratar de anticipar lo que podría ser. Por ejemplo, algunas partes del mundo con perfiles demográficos de población más antiguos -como Europa, América del Norte y Asia- pueden responder de manera diferente a estas tendencias que las poblaciones de otras partes del mundo donde hay una necesidad de educación y cuando están a punto de entrar en la fuerza laboral. Encontrar maneras de conectar con estas tendencias, y las implicaciones para donde es probable que haya trabajo, tiene sentido.

Share with: